AVA-ASAJA exige en la zona cero del cotonet de Sudáfrica un mayor esfuerzo inversor para acelerar soluciones

0
183

Cristóbal Aguado solicita al gobierno, que a través de Agroseguro, amplíe las indemnizaciones a los daños por plagas descontroladas por decisiones políticas

Valencia, octubre de 2021. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha reclamado hoy a las administraciones un mayor esfuerzo inversor para acelerar soluciones contra el cotonet de Sudáfrica, la principal plaga de la citricultura valenciana, que superará los 200 millones de pérdidas. El dirigente agrario ha realizado esta reivindicación en el transcurso de una jornada que ha reunido a un centenar de agricultores en la Caixa Rural de Almenara, municipio de la comarca castellonense de la Plana Baixa, zona cero de esta plaga.

Aguado apremia a poner en marcha una estrategia eficaz que combine lucha biológica, trampeo masivo y materias activas de distintas firmas respetuosas con el medio ambiente. Para ello, urge a agilizar herramientas para, al igual que ocurre en Israel, Países Bajos o Estados Unidos, den facilidades a los investigadores a fin de poder gestionar su labor de una manera más rápida, eficiente y aplicando los últimos avances científicos, como es el caso de la edición genética.

Asimismo, Aguado ha exigido al gobierno que, a través de Agroseguro, amplíe el pago de indemnizaciones económicas, no solo ante adversidades climáticas, sino también ante los daños causados por plagas como el cotonet de Sudáfrica, cuya entrada y expansión descontrolada se debe a decisiones políticas.

“La administración no ha estado a la altura. Falló en 2009 al ser incapaz de evitar la introducción de esta plaga en España y al no erradicarla en los primeros campos infectados. Ha consentido que la UE haya prohibido 4 de cada 5 materias activas sin tener alternativas eficaces. Durante mucho tiempo ha desoído nuestras demandas para aplicar controles en origen y tratamiento en frío a las importaciones sudafricanas. Los agricultores no podemos seguir siendo conejillos de indias. Si los políticos son los culpables deben pagar ellos por el daño causado. Y lo mismo ocurre con el veto ruso, deberían compensar a los agricultores afectados por la pérdida de ese mercado fundamental, que nuestros competidores han ocupado a causa de decisiones políticas ajenas al sector agrario”, argumenta Aguado.

El director general de Agricultura de la Conselleria de Agricultura, Antonio Quintana, ha reconocido que la situación es difícil y que le gustaría que las soluciones fuesen más rápidas, pero ha afirmado que “no se les puede acusar de inacción”. En este sentido, Quintana defiende el trabajo de la conselleria de Agricultura a la hora de identificar parasitoides en Sudáfrica, realizar la cría y suelta masiva en explotaciones citrícolas valencianas, repartir trampas de feromonas, habilitar insectarios  y adoptar medidas de bioseguridad.

La jornada, que agotó sus plazas en 24 horas debido al interés del sector, ha contado además con la presencia del investigador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del IVIA, Alejandro Tena, que ha abordado la biología, ecología y control biológico de Delottococcus aberiae. Por su parte, el investigador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del IVIA, Alberto Urbaneja,  ha analizado las aproximaciones biotecnológicas de lucha contra esta plaga. Finalmente, el jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria de Agricultura, Vicente Dalmau, ha ofrecido información sobre la estrategia de control del cotonet de Sudáfrica. Además, durante la celebración del acto, las empresas Bayer CropScience, Corteva Agriscience, Certis España, Sipcam Iberia y Koppert Biological Systems han expuesto sus propuestas para mejorar la efectividad de la lucha contra esta plaga.

Deixar una resposta:

Please enter your comment!
Please enter your name here