EL HOGAR DEL PENSIONISTA DE QUARTELL, EN ESPERA

0
468

J.V.M.- Quartell

El bar del Hogar del Pensionista y de la Casa de Cultura, que comparten el mismo inmueble en la plaza de España de Quartell, sigue cerrado dese el pasado día 24 de diciembre de 2019, desde que se jubiló el anterior conserje de este servicio de restauración.

El 15 de enero del presente año, el pleno municipal aprobó el conjunto de cláusulas y documentos para que fueran cumplimentadas por aquellas personas que quisieran acceder a la licitación para conseguir la adjudicación del servicio, aunque algunas olvidaron la entreqa de algún documento, lo que ralentizó el proceso de evaluación de los solicitantes, según explican fuentes municipales.

Al llegar el mes de marzo, la aparición de la pandemia y el subsiguiente estado de alarma paralizaron el proceso administrativo.

Ahora, tras medio año de cierre del bar del hogar del pensionista, y transcurridos los plazos establecidos entonces, el ayuntamiento habrá de reiniciar el proceso de apertura de plazo para la nueva entrega de solicitudes para la licitación del servicio, según han manifestado fuentes del gobierno municipal, porque «es posible que algunas personas que entonces entregaron la documentación, ahora no deseen solicitar la adjudicación del contrato para regir el bar de la Casa de Cultura y el Hogar del Jubilado; o bien haya nuevos solicitantes para pedir su concesión».

Además, este bar tiene la ventaja de disponer de una amplia terraza, al aire libre, en la zona peatonal de la plaza de España, en el centro urbano, lo que supone mayor comodidad para los clientes y consumidores del servicio, según destacan fuentes del gobierno municipal.

Este inmueble de la Casa de Cultura supera ya las dos décadas desde que fue construido, y dispone de tres plantas. En el segundo piso, además tiene varios recintos y despachos que albergan diferentes agrupaciones políticas y culturales del municipio, por lo que su reapertura supone revitalizar la convivencia vecinal y de encuentro entre los particulares y los agentes sociales.

Deixar una resposta:

Please enter your comment!
Please enter your name here