Toni Gaspar continuará como presidente de la Diputación de Valencia

0
444

La líder provincial del PSPV, Mercedes Caballero, comunicó ayer por la tarde al presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, que le va a proponer hoy mismo para que continúe en el cargo. Caballero, que mantuvo una reunión con el también alcalde de Faura, pone fin así al debate abierto en el seno de los socialistas respecto a si debía ser Gaspar o el alcalde de Burjassot, Rafa García, quién debía optar a presidir la corporación. Finalmente, Caballero -persona de la máxima confianza del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos- se ha decantado por la continuidad al frente de la corporación provincial. Gaspar también era la propuesta que había venido defendido en el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig.

Caballero le trasladó ayer a Gaspar su decisión. Hoy mantendrá un encuentro con los 13 diputados socialistas de la corporación provincial para escuchar su opinión y exponerles su criterio. Mercedes Caballero ha optado por proponer al único diputado del PSPV que repite en el cargo, una de las circunstancias que más ha pesado a la hora de tomar la decisión. Gaspar, que accedió a la presidencia hace ahora un año tras la detención del hasta entonces máximo responsable de la corporación, Jorge Rodríguez -investigado por los delitos de prevaricación y malversación en el caso Alquería-, ha logrado recuperar la normalidad institucional para la Diputación Valencia. La líder provincial expresó ayer a Gaspar que tendrá el apoyo de la dirección que encabeza. El comité provincial de los socialistas valencianos se reunirá pasado mañana para votar la propuesta.

La apuesta por Gaspar como candidato a la reelección evita un pulso con la dirección ‘de País’ del PSPV. El presidente de la Diputación, uno de los dirigentes socialistas que no ha rehuido la batalla orgánica -se midió en su día a Ábalos por el liderazgo provincial, y posteriormente a Puig por la secretaría general del PSPV- ha sabido mantener buenas relaciones tanto con el sanchismo en la Comunitat como con la dirección que encabeza Puig. De hecho, esa circunstancia es una de las que ha contribuido a que fuera el elegido.

Caballero le trasladó ayer por la tarde la decisión a Gaspar para que siguiera al frente de la corporación

La dirección provincial se decanta por Gaspar, y no por Rafa García -candidato sanchista que se midió a Puig en el congreso del PSPV de Elche de hace dos años- para evitar que esa propuesta fuera entendida como un pulso contra el secretario general. Si García hubiera sido el elegido, la candidatura habría sido considerada no sólo como un desafío a Puig -que se ha decantado públicamente por Gaspar-, sino también como un movimiento estratégico dirigido a situar en un cargo de máxima visibilidad institucional a un posible candidato a la secretaría general de los socialistas valencianos -cargo al que Puig ha anunciado que no volverá a optar-. La opción Gaspar es, desde ese punto de vista, la que más garantiza la paz orgánica en el seno del socialismo valenciano.

El nombramiento del alcalde de Faura evita cualquier pulso interno en la organización socialista

La relación entre Puig y Ábalos ha mejorado de manera significativa en los últimos tiempos

Durante la reunión de ayer, Caballero también comunicó a Gaspar la necesidad de que su presidencia sirva para continuar con esa labor de respaldo a los municipios grandes y también a los más pequeños, a los de que están en la costa y de manera especial a los del interior. La decisión de proponer al candidato a presidente de la Diputación le corresponde, así lo señalan los estatutos del partido, a la líder provincial y Caballero ha querido hacer evidente que la propuesta de Gaspar es exclusivamente de la dirección provincial y no responde a ninguna presión interna.

La propuesta de Caballero se completa con el nombre de Pilar Sarrión, la alcaldesa de Anna, y que será la nueva portavoz de los socialistas en la corporación provincial. Sarrión es una de las alcaldesas sanchistas del PSPV. De hecho, Sarrión ya intervino en el mitin de Xirivella, el famoso primer acto de Pedro Sánchez tras abandonar la secretaría general del PSOE en noviembre de 2016, inicio del camino de Sánchez por las distintas federaciones socialistas antes de volver a recuperar el liderazgo del partido.

Un respiro

La designación de Gaspar supone un respiro para Ximo Puig. Después del enfrentamiento abierto con la dirección provincial del PSPV de Castellón, por una propuesta de diputados provinciales en la que no se tuvo en cuenta el criterio del secretario general de los socialistas valencianos, si el propuesto para la presidencia no hubiera sido Gaspar -tal y como había defendido el jefe del Consell- el liderazgo del secretario general se habría visto comprometido.

Para seguir leyendo aquí

lasprovincias.es

Deixar una resposta:

Please enter your comment!
Please enter your name here